Robots en la redacción: amenaza vs oportunidad

Los robots ya trabajan en las redacciones y se encargan de elaborar noticias de ámbitos tan diversos como los resultados deportivos, económicos o el tiempo. Los Angeles Times, en Estados Unidos, fue pionero cuando, en el año 2014, fue el primer medio de comunicación en publicar la información sobre un terremoto que sucedió de madrugada, en California, basándose en los datos del Servicio Geológico norteamericano. Y lo hizo un robot, que detalló aspectos como la intensidad o la localización exacta del seísmo. También informó de posteriores réplicas bajo el nombre de Ken Schwencke, periodista y programador de Los Angeles Times.

Los Angeles Times informa de una réplica de un terremoto que se produjo en el 2014, gracias a la información recopilada por un robot.
Los Angeles Times informa de una réplica de un terremoto que se produjo en el 2014, gracias a la información recopilada por un robot.

En Japón también hay robots especialistas en la cobertura de terremotos. Cuando se produce uno, el canal público NHK empieza a emitir en “modo emergencia” automáticamente, con imágenes de las cámaras robotizadas, controladas a distancia, que el canal tiene distribuidas por todo el país.

En la agencia norteamericana Associated Press, las máquinas producen noticias breves sobre los resultados financieros trimestrales de las empresas, gracias a los algoritmos. La información se elabora en cuestión de segundos a través del sistema Automated Insights. El 2015, además, la agencia ha empezado a ofrecer noticias de deportes universitarios, también generadas por robots.

Automated Insights, sistema que crea noticias basándose en datos.
Automated Insights, un sistema que crea noticias basándose en datos.

Todo indica que la llegada de los robots a las redacciones es una tendencia que irá en aumento. Así, nos podemos plantear la siguiente pregunta: ¿Es la inteligencia artificial una amenaza para los puestos de trabajo? En algunos casos, sí. En otros, los robots pueden ser un buen complemento para tratar informaciones de carácter técnico, mecánico, u ofrecer noticias breves con una rapidez inalcanzable para los humanos.

De momento, sabemos que son precisos, fiables, rápidos y, además, trabajan 24 horas al día. Ni se ponen enfermos, ni cogen la baja. Ahora bien, ni tienen capacidad de análisis, ni son escépticos, ni críticos, ni son creativos, ni transmiten emociones.

Por lo tanto, de momento, son complementarios. Veremos qué pasa en el año 2030, cuando Narrative Science, empresa que produce textos a partir de datos, prevé que el 90% de las noticias serán generadas por máquinas.

FOTO PORTADA: FRANCK V. UNSPLASH.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: