Cinco retos del periodismo

Preocupación y esperanza han sido dos de las sensaciones que han transmitido los participantes de NewsXchange, el congreso anual de European Broadcasting Union, este año celebrado en París. Preocupación por el estado actual del periodismo; la pérdida de confianza de los ciudadanos en los medios, las coberturas tendenciosas, las fake news, el papel de gigantes tecnológicos como Facebook o el impacto de la inteligencia artificial. Pero también esperanza por el hecho de ser conscientes de los problemas y por las iniciativas que se están llevando a cabo para intentar dignificar la profesión y recuperar la confianza de la audiencia.

A continuación, explicaré cinco retos del sector, según NewsXchange:

1. AFRONTAR LA PÉRDIDA DE CONFIANZA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

La confianza de los ciudadanos en los medios de comunicación ha registrado un descenso del 2%, de manera que, a día de hoy, según el Reuters Institute for the Study of Journalism, el 42% confía en el periodismo.

Y no es el único dato preocupante que se ha puesto sobre la mesa en NewsXchange. Según The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research, sólo el 3% de los americanos cree que la información de los medios está siempre basada en hechos; el 18% piensa que a menudo; el 47%, de vez en cuando; el 24%, raramente; y el 7%, nunca.

Partiendo de estas cifras, expertos del sector han debatido sobre el por qué de la pérdida de confianza en los medios, que atribuyen, en buena parte, a la cobertura tendenciosa de la política y de determinados movimientos sociales.

La cobertura de los chalecos amarillos en Francia ha sido uno de los temas más polémicos. Eric Scherer, director de Innovación de France Télévisions, ha admitido haber recibido críticas tanto de los manifestantes como del gobierno -como echar leña al fuego para perpetuar el conflicto- y ha reconocido que vieron tarde “el ascenso del movimiento y la violencia de la policía”. Sin embargo, asegura que siempre han intentado informar basándose en los hechos y aportando el contexto necesario para explicarlos.

También se ha hablado de la cobertura de Donald Trump y el Brexit, dos temas que, según el tratamiento mediático, han comportado una pérdida de la confianza en el periodismo, tal como ha apuntado la mayoría de ponentes. Incluso, una desconexión del público con los medios -o determinados medios-.

Stephen Gaisford entrevista a Sally Buzbee, de Associated Press, con la vista puesta en las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos. FOTO: STEFANO SANTUCCI PARA NEWSXCHANGE.
Stephen Gaisford entrevista a Sally Buzbee, de Associated Press, con la vista puesta en las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos. FOTO: STEFANO SANTUCCI PARA NEWSXCHANGE.

Sally Buzbee, editora ejecutiva de Associated Press, afirma que la política y la sociedad están polarizadas y que es normal encontrar a personas que “desconfían de los medios”. Para recuperar la confianza de los ciudadanos, reclama “separar los hechos del ruido” y apostar por la calidad, mientras que Waleed Aly, presentador del canal de televisión australiano Ten Network, reivindica “la importancia de la diversidad de los periodistas en las redacciones” y, por su parte, Ulrik Haagerup, director de Constructive Journalism, defiende que “no podemos manipular la información para que la audiencia vea el mundo como nosotros creemos que es“.

2. EXPLICAR LA VERDAD

Ante la pérdida de confianza en los medios, Clarissa Ward, corresponsal internacional de la CNN, se ha mostrado también partidaria de hacer alguna cosa para evitar que el desencanto de la ciudadanía vaya a más y ha hecho una serie de recomendaciones.

La primera es muy sencilla: “Tenemos que hacerlo bien, no nos podemos volver a equivocar. Las palabras tienen que ser precisas”. Además, ha advertido que, ante la obsesión por ser los primeros en publicar una noticia, asumiendo el riesgo de que haya algún error, “la gente recordará quién se equivocó y no quién fue el primero”. La segunda recomendación es que nos centremos en explicar la verdad. Admite que “todos los medios son tendenciosos“, ya que “nadie es completamente imparcial o neutral”. Ahora bien, lo que no está dispuesta a aceptar es que haya quien diga que la verdad o los hechos no existen o quien intente erosionarlos. Finalmente, Clarissa Ward aconseja aprovechar las oportunidades que nos ofrece la pluralidad de voces y las plataformas tecnológicas para tener un mayor impacto y llegar a audiencias diferentes.

Clarissa Ward, corresponsal internacional de la CNN. FOTO: STEFANO SANTUCCI PARA NEWSXCHANGE.
Clarissa Ward, corresponsal internacional de la CNN. FOTO: STEFANO SANTUCCI PARA NEWSXCHANGE.

3. LUCHAR CONTRA LAS FAKE NEWS

El 85% de los europeos cree que las noticias falsas son un problema, según el Eurobarómetro de la Comisión Europea. No obstante, la parte buena es que cada vez hay más iniciativas para combatirlas. Los ponentes de NewsXchange han destacado la web Faktisk -impulsada conjuntamente por los principales medios de Noruega- o News Guard, que es una extensión del navegador que indica la fiabilidad del medio y si anteriormente ha publicado noticias falsas.

También ha hablado Estelle Cognacq, directora adjunta de la redacción de France Info, que ha remarcado la importancia del fact checking y del double check. Este último concepto lo ponen en práctica incluso con la información que proviene de las agencias de noticias. Cognacq afirma que desconfían y por ello se aseguran de que el contenido de los teletipos sea cierto, comprobándolo todo de nuevo. De todas maneras, considera que a día de hoy “combatir las fake news es imposible y que, por lo tanto, lo que debemos hacer es decir la verdad y ser rigurosos”. La directiva de France Info añade que “ser el primero en dar una noticia ya no es una prioridad. Ahora queremos ganarnos la confianza de la audiencia y verificar la información es clave para conseguirlo”.

4. CONVIVIR CON LAS PLATAFORMAS TECNOLÓGICAS

Los gigantes tecnológicos han sido uno de los focos de las críticas, sobre todo Facebook. Según Tanit Koch, jefa de redacción del canal alemán RTL, “Facebook no es el culpable de que haya noticias falsas, pero sí de su amplificación y de permitir que los que las propagan se salgan con la suya”. Por su parte, el consultor e impulsor de Survivors Against Terror Brendan Cox apunta que “las plataformas tecnológicas no son neutrales, están tomando decisiones editoriales sobre lo que vemos en nuestro News Feed. Y, por lo tanto, tienen responsabilidad”.

Y Facebook, presente en NewsXchange, se ha defendido, admitiendo algunos errores. “Confiar en Facebook puede ser, a veces, difícil, pero estamos comprometidos con un periodismo fuerte e independiente“, ha afirmado Jesper Doub, director de las relaciones con los medios de la compañía en Europa, África y Oriente Medio.

También ha explicado que han trabajado mucho para luchar contra la desinformación y las fake news y que lo continuarán haciendo, especialmente teniendo en cuenta las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos. Doub ha reconocido que “es justo criticarnos por lo que pasó en el 2016 (durante los últimos comicios), pero hemos mejorado”. Además, ha recordado que su misión continúa siendo conectar a la gente y que gracias a la plataforma, con más de 2.300 millones de usuarios en todo el mundo, los medios llegan a una mayor audiencia.

El toque de humor lo ha puesto el periodista británico James Ball, quien ha bromeado diciendo que “Facebook y el periodismo tienen una relación terrible. Si fueran una pareja, todo el mundo les habría dicho que lo dejasen”.

Phil Chetwynd, de Agence France-Presse, entrevista a Jesper Doub, director de las relaciones con los medios de Facebook en Europa, África y Oriente Medio. FOTO: STEFANO SANTUCCI PARA NEWSXCHANGE.
Phil Chetwynd, de Agence France-Presse, entrevista a Jesper Doub, de Facebook, durante NewsXchange, en París. FOTO: STEFANO SANTUCCI PARA NEWSXCHANGE.

5. APROVECHAR LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

European Broadcasting Union ha presentado un informe sobre el impacto de la inteligencia artificial en los medios y una de las primeras conclusiones es el miedo o reticencias que hay en un primer momento. De hecho, dos de cada tres jefes de redacción se muestran preocupados por los efectos de la automatización. Ahora bien, los ponentes, Maike Olij y Atte Jääskeläinen, han querido destacar las oportunidades.

Por ejemplo, el análisis de enormes cantidades de datos con una velocidad que hoy los humanos no podemos alcanzar, la creación y traducción de contenidos o la personalización de la distribución. Como ejemplo de iniciativa positiva, han mencionado una herramienta de la Universidad de Standford que se basa en la inteligencia artificial para detectar y analizar contenidos tendenciosos. La automatización aporta cosas buenas, pero también reconocen que tiene un lado oscuro; por ejemplo, contribuye a crear vídeos manipulados o deepfakes y al mismo tiempo nos ayuda a detectarlos.

Sea como sea, Olij y Jääskeläinen coinciden en que los periodistas no serán sustituidos por la inteligencia artificial, pero muchas tareas serán automatizadas. “Y no hay alternativa, no nos podemos quedar fuera”, tendremos que convivir, advierte Jääskeläinen.

FOTO PORTADA: Krishnan Guru-Murthy, de Channel 4 News, modera una sesión de NewsXchange con Sam Feist, de la CNN; Ulrik Haagerup, de Constructive Institute; Waleed Aly, de Ten Network; y James Ball, periodista. FOTO: STEFANO SANTUCCI PARA NEWSXCHANGE 2019.

[TRADUCCIÓN DEL ARTÍCULO QUE HE PUBLICADO EN REPORT.CAT DEL COL·LEGI DE PERIODISTES DE CATALUNYA SOBRE EL CONGRESO NEWSXCHANGE]

 

Un comentario sobre “Cinco retos del periodismo

Agrega el tuyo

  1. Como usuario, lector y espectador de noticias, no puedo por menos que mostrar mi estupor por el modo, las maneras casi perversas, con que unos cuantos periodistas se han instalado en el lobby de la manipulación informativa, rayando en unos casos lo grotesco sino fuera porque la información es un derecho universal, quizá la única arma del ciudadano frente a la injusticia, y se está practicando una información desinformativa que bascula entre la confusión y el adoctrinamiento. El poder político ha entreverado su ambición espuria en la carnaza de la información y resulta cada vez más difícil distinguir entre opinión e información, de modo que la información falaz se escuda en el derecho a la opinión, y la opinión se refuerza en un valor informativo. El periodismo tiene por delante una gran responsabilidad y un gran reto, pues el orbe de las “fake news” puede ser lo único que conozcamos en el mundo, es decir: nadie sabrá nada realmente y donde la verdad nos hacía fuertes, la fuerza ocultará la verdad, y una sociedad sin verdad (aunque suene utópico o ingenuo, aunque siquiera apunte a una verdad) es una sociedad indefensa, vulnerable.

    Le gusta a 2 personas

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: