Lecciones del coronavirus

La crisis del coronavirus ha evidenciado que “la sociedad es más frágil de lo que preveíamos“, según ha explicado Carlos Grau, CEO de Mobile World Capital Barcelona, durante la ponencia virtual Actitud y liderazgo frente a la incertidumbre.

La pandemia y sus dramáticas consecuencias nos están haciendo vivir en una especie de película de ciencia ficción que nadie o casi nadie esperaba. “Ni estábamos preparados, ni cuando se produjo en China hemos reaccionado“, afirma Pilar Conesa, CEO de la consultoría Anteverti.

¿Quién se tomó en serio lo que pasaba en el gigante asiático antes de que el virus se expandiese por el resto del mundo? ¿Quién creyó que las impactantes imágenes que veíamos en China se acabarían reproduciendo en países como España e Italia? Pocos. Algunos visionarios como el magnate Bill Gates ya avisaban de las consecuencias de una pandemia en el año 2015…

Ante esta crisis, inesperada y desconcertante para la mayoría, las principales potencias mundiales han reaccionado de manera desigual. Xavier Ferrás, profesor asociado de ESADE, lo explica en el artículo Coronavirus: Nada volverá a ser igual, donde habla de las tres D: la disciplina de Asia, la descoordinación entre los países que integran la Unión Europea y el darwinismo socioeconómico de Estados Unidos [priorizar la economía por encima de la salud, una especie de sálvese quien pueda en el que sobreviven los más fuertes económicamente y físicamente].

Vivimos en un mundo VUCA [Volatile, Uncertain, Complex, Ambiguous] y, según Carlos Grau, “el futuro es más incierto y frágil de lo que preveíamos”. La pandemia implica enfermedad, muerte, despidos, pérdidas económicas, confinamiento y sus efectos en la salud mental y física de los ciudadanos… pero si miramos el mundo con esperanza, también oportunidades. 

Es un buen momento para reflexionar sobre el futuro del planeta y su sostenibilidad, la naturaleza, la sociedad que queremos, nuestra escala de valores y prioridades. “Cualquier cosa que hayamos planificado requiere cambios”, apunta Carlos Grau.

Cambios y retos en diferentes ámbitos…

En ámbitos como el digital. Según el CEO de Mobile World Capital Barcelona, el futuro del trabajo se dirige hacia las plataformas digitales (desde Amazon o Netflix, hasta Cabify, Uber o Glovo, pasando por los servicios digitales de bancos, supermercados, centros de enseñanza…) Continuarán creciendo. Grau recomienda aprovechar este paréntesis para formarnos con la voluntad de adaptarnos a las nuevas ocupaciones que surgirán en el sector digital. Cabe recordar que no todos los sectores lo permiten y que hay profesiones que no se pueden digitalizar. En cualquier caso, “la inclusión digital” de todas las franjas de edad y estratos de la sociedad es un reto fundamental.

Otro ámbito en el cual hemos visto grandes cambios estos días es el del teletrabajo. “Ha venido para quedarse”, asegura Pilar Conesa, quien añade que “sin esta crisis, hubiera sido difícil que creciese como lo ha hecho, de golpe.” Por su parte, Genís Roca, presidente de RocaSalvatella, considera que cuando acabe el confinamiento bajará el teletrabajo, pero, igualmente, habrá bastante más que antes de la crisis. 

Es una realidad que llega con sus pros y contras. Con ventajas como una mejor conciliación de la vida personal y laboral y un aumento de la productividad (siempre y cuando uno se pueda adaptar); y una disminución de los traslados hacia el puesto de trabajo, lo que implica reducir la contaminación. El teletrabajo también nos trae desventajas como la pérdida de contacto personal (ni conversaciones cara a cara, ni cafés…) Habrá más reuniones virtuales y menos presenciales. Y por lo tanto, menos viajes, lo que será visto como algo positivo o negativo dependiendo de la persona.  Cabe señalar que no en todos los sectores es posible el teletrabajo.

Según Genís Roca, la crisis del coronavirus ha acentuado cosas que ya estaban latente, como el teletrabajo. FOTO: STIL, UNSPLASH.
Según Genís Roca, la pandemia ha acentuado cosas que ya estaban latentes, como el teletrabajo. FOTO: STIL, UNSPLASH.

La crisis del coronavirus comportará además “la revisión en profundidad de nuestros liderazgos políticos“, explica Ferrás. Añade que ahora es el momento de liderazgos emergentes, que ya estamos viendo, especialmente en el ámbito sanitario, donde se encuentran los grandes héroes de la situación. Genís Roca también ve “luces de esperanza” en las iniciativas empresariales, las redes y movimientos para encontrar soluciones a problemas, los makers… por ejemplo, para crear respiradores con impresoras 3D. “Ahí tenemos lecciones de liderazgo”, afirma.

Para el planeta, a partir de ahora va a ser importantísimo trabajar en red, cooperar de manera global a gran escala; “es el momento de las grandes alianzas“, según Carlos Grau. Asimismo, menciona la importancia de “anticiparse“, ya que “probablemente esta no sea la última pandemia que tengamos que afrontar”. Dependiendo de la actuación de las principales potencias, los equilibrios geoestratégicos van a cambiar, apunta Xavier Ferrás. Habrá un antes y un después del coronavirus.

El profesor de ESADE considera que estamos en el inicio de una nueva etapa y que tenemos que aprender de las lecciones que nos deja la crisis del coronavirus.

FOTO PORTADA: FUSION MEDICAL ANIMATION. UNSPLASH.

5 comentarios sobre “Lecciones del coronavirus

Agrega el tuyo

  1. Conciso y certero. Gracias. Efectivamente, yo creo que habrá un antes y un después. Esta siendo – desde la reflexión del confinamiento – y será un punto de inflexión hacia la consideración de otro modelo geopolítico. La sostenibilidad del modo de vida de la sociedad tal como lo conocemos pasará necesariamente por aumentar la inversión en políticas sociales que garanticen una alta competencia en cuestiones de salud, organización y distribución de la producción y seguridad publicas. Los Estados deberían comprender que el enemigo ya no es el otro sino LO OTRO, la amenaza sin fronteras como lo son las pandemias o los efectos del cambio climático, y este nuevo escenario demanda al menos un planteamiento distinto más cercano a una economía colaborativa y no a esos otros modelos añejos basados en la competitividad salvaje que persigue la supremacía y ha conducido a otra pandemia paralela de desigualdad, sin duda un factor coadyuvante que complicará la salida de esa crisis sanitaria pues no todos podrán afrontarla igual, sobre todo si hay por ahí mandatarios como Bolsonaro o Trump con tanta patria tapándoles los ojos y el entendimiento (suele ocurrir que de tanto mirar a la bandera dejamos de mirar lo que importa). El confinamiento es un buen momento para ponderar ideas como la libertad.

    Le gusta a 1 persona

      1. No será inmediato, será un proceso alentado por una mayor conciencia social. Pero ocurrirá (lo prometo 😜) . No obstante, en esta situación, el ahora cobra una importancia singular, debiera ser el momento más importante de nuestra vída, la perspectiva es una pesada carga que puede agotarnos🤔. Si el universo tuvo su origen en el caos de una gran explosión, no veo por qué una crisis no pueda hacernos mejores.

        Le gusta a 1 persona

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: