Trabajar como periodista de TV en tiempos de coronavirus

El coronavirus ha cambiado la manera de trabajar de los periodistas. Ya sea con un incremento del teletrabajo o con nuevas medidas de seguridad en la calle. En mi caso, como reportera de televisión, he informado desde casa dos o tres días entre semana y los fines de semana, en el exterior.

¿Cuáles han sido los principales cambios?

En la calle, la mascarilla -especialmente cuando entrevistamos a alguien [y más si es sospechoso de tener Covid 19] o en lugares cerrados- y los guantes -casi siempre- se han convertido en compañeros inseparables.

La esponjilla del micro la cubrimos con papel film transparente para hacer las entrevistas o los directos, a no ser que tengamos la nuestra propia. Además, disponemos de una pértiga para el micro que nos permite mantener la distancia de seguridad con la persona a la que entrevistamos.

A todo esto hay que añadir el gel hidroalcohólico para limpiar las manos y la obligatoriedad de desinfectar el material [cámara, micro, portátil…] antes y después de utilizarlo. Y, como indican las normas, en el coche, uno en el asiento delantero [quien conduce] y el otro, detrás.

Son las medidas de seguridad básicas, siempre partiendo de la premisa de que cualquier persona con la que hablas puede tener Covid 19. Incluso aunque no lo parezca, ya que puede ser asintomática.

Preparados para el directo, en una solitaria Plaza Sant Jaume de Barcelona. En este caso, el directo no requiere mascarilla. FOTO: DAVID MATAMOROS.
Preparados para el directo, en una solitaria Plaza Sant Jaume de Barcelona. En este caso, el directo no requiere mascarilla. FOTO: DAVID MATAMOROS.
Via Laietana, compleamente vacía, como nunca antes la habíamos visto. FOTO: ANNA LLADÓ.
David (compañero de batallas durante la crisis del coronavirus), grabando en Via Laietana, completamente vacía, como nunca antes la habíamos visto. FOTO: ANNA LLADÓ.

Trabajar en la calle los fines de semana nos ha permitido contemplar imágenes insólitas de la ciudad de Barcelona, desierta. La Rambla, Plaza Sant Jaume, el Paseo Marítimo, las playas… También otros lugares de Catalunya como el aeropuerto de El Prat. La imagen todavía es más desoladora e inquietante un domingo y si es lluvioso, aún más.

Además, es curioso cómo, en lugares turísticos, cuando desparece la masa, se puede observar a personas que normalmente son invisibles a nuestros ojos, aquellas que no vemos cuando un lugar está lleno de gente.

Nos hemos encontrado con el silencio en la calle, pero también con la tensión y el miedo que se respiraba en el ambiente en muchos lugares, sobre todo durante las primeras semanas de confinamiento.

A punto de hacer un directo en la Barceloneta, completamente desierta. FOTO: DAVID MATAMOROS.
A punto de hacer un directo en la Barceloneta, desierta. FOTO: DAVID MATAMOROS.

En cuanto al teletrabajo, puede implicar varias tareas… Una de ellas es hacer y grabar entrevistas a través de Google Meet u otros programas, siempre y cuando no sea posible de manera presencial. En algunos casos, si las circunstancias lo requieren, pedimos a la persona con la que queremos hablar que se grabe un vídeo con el móvil. Sucedió, por ejemplo, cuando decretaron el confinamiento de Igualada y tres municipios más de la Cuenca de Ódena, una zona a la cual no podíamos acceder.

Otra de las tareas es seguir ruedas de prensa telemáticas por Zoom -como las del Govern de Catalunya- o Jitsi, entre otros programas. En las de la Generalitat, los periodistas conectados podemos pedir turno para preguntar a los comparecientes a través del chat de la aplicación. Si tenemos suerte, ya que las preguntas son limitadas, nos dan paso e intervenimos en directo.

Imagen de la rueda de prensa diaria del Govern de Catalunya a través de la aplicación Zoom.
Imagen de la rueda de prensa diaria del Govern de Catalunya a través de la aplicación Zoom.

Sobre las ruedas de prensa telemáticas a las que he asistido (ya sea de ayuntamientos, entidades económicas u otras organizaciones), cabe decir que en varias ocasiones ha habido problemas técnicos, pero han ido mejorando con el paso de los días. En algunas, la calidad de la imagen era bastante deficiente. Pero hay que tener en cuenta que nos hemos encontrado con esta situación de golpe y nos hemos tenido que adaptar. 

Y por último, otra de las tareas que he hecho desde casa es escribir y montar vídeos con Premiere para el Informativo. En este caso, recibes el material que han grabado los compañeros y lo visionas, redactas el texto, lo locutas, editas las imágenes y entrevistas y lo envías a Madrid, listo para ser emitido.

Editar vídeos con Premiere, una de las tareas que puede implicar el teletrabajo para un/a reportero/a.
Editar vídeos con Premiere, una de las tareas que implica el teletrabajo para un/a reportero/a.

No es la primera vez que teletrabajo, ya lo había hecho antes como freelance. Y ante esta situación, me gustaría hacer un par de reflexiones. La primera: existe el riesgo de pensar que todo se puede hacer desde casa, por videoconferencia. Sin embargo, creo que es importante recordar el valor que tiene estar en el lugar de los hechos. Y la segunda reflexión, ¡cuánto podrían mejorar las conexiones a Internet!

3 comentarios sobre “Trabajar como periodista de TV en tiempos de coronavirus

Agrega el tuyo

  1. Yo que os veo, sólo puedo manifestarte mi profundo agradecimiento por la gran labor que hacéis. Sin duda, si no fuera por la situación, informar del silencio suena hasta poético. De alguna manera, creo que nos hacía falta trabajar con el silencio; demasiado ruido, demasiada bronca, ahora las calles suenan a calles sin sus usurpadores, calles con ganas de llamarse a sí mismas con el nombre de cada uno de nosotros, sin patearlas, desde el paseo estimulante, con el rictus entusiasta de quien se siente libre y no apremiado por esa hora lejos de nosotros. No sé si lo conseguiremos, no sé si algo así nos contagiará después de esto. No sé si la vida será por fin fiel a su equilibrio.

    Le gusta a 2 personas

      1. Cuando aprendía a tocar el violin, mi profesora me decía que los silencios son incluso más importantes que las propias notas para lograr un perfecta interpretación. Trabajar con la inquietud nos hará comprender su verdadera naturaleza. Gracias a ti por tu trabajo, Anna. 👍

        Le gusta a 1 persona

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: